Las blancas garzas

escampando la noche

purgan el sueño.