Las rosas crecen;
los hombres sólo quieren
descubrir por qué.